Quizás en cuanto a la comida, el término más utilizado hoy en día para la diabetes tipo 1, es el de entrenar y afinar el ojo para conseguir un control y manejo de la enfermedad.

La alimentación juega un papel fundamental en la diabetes, ya que nos ayuda a mantener nuestros controles dentro de los parámetros que tengamos establecidos. Para conseguir esto, nuestra alimentación debe cumplir con ciertos requisitos, tales como: ser balanceada, equilibrada y variada.

Para conseguir un buen plan de alimentación y lograr mejoras en el tratamiento, se requiere de bastante práctica y entrenamiento diario, para así conocer las cantidades y porciones de cada alimento, y las dosis de insulina que asociamos a estos.

Una vez que logremos manejar y trabajar estos conceptos, entonces te darás cuenta de qué alimentación con la diabetes no te restringe, sino que solo requiere de un mayor conocimiento para tomar las decisiones correctas a la hora de ingerir tus alimentos, donde idealmente, debes incluir todos los grupos: frutas, vegetales, proteínas, legumbres y cereales.

En todo momento, debemos tener claro que se debe contar con la virtud de la paciencia. La mejor forma de aprender a manejar esto es con “ensayo y error”. Debemos permitir equivocarnos para poder encontrar la pauta que más nos acomode y nos ayude estar y sentirnos bien, ya que cada organismo es un mundo.

FranGlucosada

20 años conviviendo con DT1